comparte la información y pulsa + 1

¿QUÉ HACEN LOS REGIDORES DE ETZATLÁN?

¿QUÉ HACEN LOS REGIDORES DE ETZATLÁN?
MÁS DATOS: http://muchosdocpr.blogspot.mx/2017/06/que-hacen-los-regidores-de-etzatlan.html

Si el link de la nota no funciona...mandame por favor un correo...

25 marzo 2014

Se reencuentran después de 55 años 25/MAR/14

El reencuentro
Autor: Carlos Enrique Parra Ron

Fue en una tarde de sábado de Carnaval cuando sucedió esta bella historia, misma que se asemeja a un cuento de príncipes y doncellas, pero que muchas veces aunque parezca imposible se suele dar y este es un ejemplo.

Nuestra historia comienza haya a mediados de los años 50’s del siglo pasado, cuando una hermosa señorita pueblerina se alistaba para participar en un certamen de belleza… ¡la Segunda Feria del Maíz! Misma que fue tan importante, como lo es hoy el evento de Señorita Jalisco. Ella contaba con 22 años, nacida en esta prodigiosa tierra de Etzatlán, aspirante al título de la mujer más bella de Jalisco y que dadas las artimañas de gente sin escrúpulos ya que en la final, a la hora de la verdad, alguien sobornó a su maquillista y la dejó sobrepasada de pinturas, al darse cuenta ella que en vez de favorecerla la había empeorado, corrió y se lavó la cara dándole tiempo nada más para eso cuando la llamaron y con mucho valor, así salió… ¡sin pintarse! Ganando un honroso segundo lugar y siendo la “campeona sin corona”, pues llamó la atención más por su belleza natural que la misma triunfadora.

Pues bien, en esa ocasión su acompañante o chambelán fue un joven que sobresalía entre lo más selecto de la sociedad tapatía, al cual lo quisieron premiar ofreciéndole ser el acompañante de la nueva Reina de la Segunda Feria del Maíz, a lo cual él sin pensarlo tanto rehusó, pidiendo que se le considerara porque él quería seguir acompañando a la ya para entonces Princesa. 

Cuentan que el mismo Presidente Adolfo López Mateos quedó impresionado con su belleza, así como otros actores de renombre, pero cabe mencionar que en el baile de gala que se llevó a cabo en el famoso Casino del Agua Azul, el mismo Mario Moreno “Cantinflas” le pidió que aunque fuera una pieza le permitiera bailar con él, con eso se daba el famoso mimo mexicano.

En una ocasión ya casada y viviendo en los Estados Unidos, supo que cerca se llevaría un encuentro entre los presidentes Kenedy y López Mateos y le comunicó a su marido que le gustaría ir a saludar a su amigo Adolfo, a lo que el esposo incrédulo le comento que “estaba mal de la cabeza”, que como pretendía tal barbaridad y siguiéndole la corriente fueron al lugar, ella se identificó y cual va siendo la sorpresa que no solo saludaron al presidente, sino que él mismo López Mateos les presentó a John F. Kenedy. Estas son solo algunas anécdotas de las que se me vienen a la cabeza, pero de esto hubo mucho más.

Pasaron los años y después de tanto ir y venir estos dos personajes de fiesta en fiesta, princesa y chambelán se separaron y no se volvieron a ver. Pasaron 55 largos años, ya estando viudos los dos fue cuando en una tarde de sábado de Carnaval, se volvieron a encontrar, así, sin más, ni más, de un de repente sus vistas se encontraron, ella no lo reconoció ya que el caballero portaba un sombrero, pero él al verla esbozó un amplia sonrisa diciendo… ¡es Rita! ¡Sí! ¡Es ella!, todos volteamos y no nos imaginábamos nada de lo que encerraban cada uno de ellos en su historia, de inmediato se dirigió a ella, el ya no tan joven ex chambelán y le dijo; “yo soy, no te acuerdas de mi” y ella con gran júbilo y sobre todo nerviosismo asintió con la cabeza. Se dieron un abrazo, un beso en la mejilla y duraron no sé cuánto tiempo callados contemplándose, con el marco musical de un trio haciendo la escena más tierna. Todos los que estábamos ahí presentes vimos ese suceso como cosa natural ya que había amigos y parientes que tenían mucho tiempo sin verse y que por ese motivo desde el año 2013, Rodolfo Ramos Ruíz y familia, organizan este convivio, propiciando un hermoso reencuentro como el que expongo en cuestión.


No tardó nada en saberse la historia, ella Rita Esther Romero Acevedo, él Adolfo Chávez Ruíz Velasco, quienes se vieron por última vez hace 55 años y que en ese sabadito de Carnaval Etzatlán 2014, se reencontraban, volvían a estar juntos.


Yo discreto a muy corta distancia los contemplaba, él insistía con la mirada, ella rehuía, después el platicaba conmigo y ella como no queriendo lo contemplaba y así pasaron varias horas, hasta que el tiempo inmisericorde invitó a la tarde-noche y los dos como dos buenos amigos se desearon lo mejor despidiéndose, rogando a Dios que pronto se volvieran a unir…
Publicar un comentario