comparte la información y pulsa + 1

¿QUÉ HACEN LOS REGIDORES DE ETZATLÁN?

¿QUÉ HACEN LOS REGIDORES DE ETZATLÁN?
MÁS DATOS: http://muchosdocpr.blogspot.mx/2017/06/que-hacen-los-regidores-de-etzatlan.html

Si el link de la nota no funciona...mandame por favor un correo...

03 junio 2014

Harán cementerio forense en Magdalena MAR/14

En Magdalena, el destino de los cadáveres sin reconocer

Tener que recuperar los restos mortales de un familiar o de un conocido que desapareció o estuvo extraviado es un trance difícil para cualquiera, sobre todo cuando, por haber sido imposible recuperarlos pronto, las autoridades ya no pueden entregar un cuerpo almacenado, sino solamente cenizas, tras cumplirse los plazos de ley para proceder a una cremación.

Este horizonte aparece en el horizonte de los cuerpos recogidos como “NN” o no identificados en el Servicio Médico Forense (Semefo) de Jalisco, donde las autoridades conservan durante 10 días los cadáveres que ingresan y que no han sido identificados oficialmente. Entonces comienzan los trámites ante la Fiscalía General y la Secretaría de Salud para mandarlos a cremar, y las cenizas sólo se conservan durante un año.

Así, para ayudar a sobrellevar la difícil experiencia de reclamar restos de una persona fallecida, el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) ideó la construcción de un panteón donde depositará los cuerpos sin identificar y que podrán ser entregados a quienes los reconozcan aun años después.

Una ventaja más para las autoridades es que esa suficiencia de espacio permitirá exhumar restos cuando existan investigaciones en curso que requieran de nuevos análisis: “Nuestro deber es preservar las evidencias de un delito, y a partir de que entre en función vamos a poder preservar debidamente cada uno de los cadáveres, a efecto, sobre todo, de procedimientos de investigación policial; los vamos a preservar en este panteón forense por todo el tiempo necesario en células individuales, en entierros individuales”, expuso Marco Antonio Cuevas Contreras, director del IJCF.

El nuevo panteón forense se ubicará en el municipio de Magdalena, en un terreno de aproximadamente una hectárea y media en el poblado de La Quemada. En este lugar se podrán albergar hasta cinco mil cadáveres y se espera que funcione durante más de dos décadas.

Cuevas aclaró que el panteón forense no será como la granja de cadáveres (body farm) que existe en Knoxville, Tennessee, a donde cada año ingresan cuerpos donados para investigaciones forenses como procesos de descomposición o actividad de insectos, sino que será un cementerio como los comunes: “No vamos a hacer ningún experimento científico con ellos”.

Espacios individuales

El panteón estará compuesto de fosas individuales de un metro y medio de profundidad, a diferencia de otros estados, donde, aunque los cuerpos son inhumados, se trata de fosas comunes para ocho o diez cadáveres. Cuando los familiares llegan a reclamar los restos es difícil extraerlos: “Resulta que es el que está en la parte de más abajo, entonces es todo un drama extraer todos esos cadáveres para poder entregar el último de ellos, todavía con los riesgos de confusión”.

El director aseguró que no se solicitó una partida de presupuesto extra para el proyecto: hicieron recortes a otras partidas. La inversión en el panteón forense será de alrededor de dos millones y medio de pesos.

Se espera que en seis meses ya esté listo el inmueble, que deberá tener una barda perimetral robusta, pues resguardará también cuerpos que constituyen evidencias en algunos casos en investigación: “Allá vamos a trasladar a todos los cadáveres que existan en el estado como no identificados (NN); es un sitio lejano, apartado, no genera ningún conflicto con nadie”.

Identifican en una semana a 60%

Las instalaciones del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) que se ubican en Batalla de Zacatecas y Lázaro Cárdenas, en Tlaquepaque, están en proceso de habilitación para recibir sin problemas a las personas que requieran de sus servicios de identificación de cuerpos que hayan ingresado.

Cada que ingresa un cuerpo —según su estado— se le toman fotografías, huellas dactilares, registro dental y rasgos característicos, como lunares, malformaciones, mutilaciones, cicatrices o tatuajes: todo lo que ayude a la identificación.

En principio, se utiliza esta información para tratar de identificar a los cadáveres. Seis de cada diez cuerpos que ingresan son identificados con estos datos en menos de una semana. El resto puede ser identificado en un tiempo mayor, pero aun así, con el panteón forense, podrá contarse con los restos en lugar de las cenizas.

Según datos del IJCF, existen casos en los que no se puede recabar información suficiente para identificarlos por foto, huellas o registro dental; por ejemplo, como cuando se hallan unos pocos huesos o se trató de desaparecerlos con ácido. En estos casos es útil la identificación por medio de ADN, que se practica en uno de cada 10 casos.

Para facilitar esta identificación ya se conformó un banco de ADN en el que se almacenan los perfiles genéticos de los restos que van a dar al Semefo. Actualmente se encuentran unos 500 perfiles de cuerpos sin identificar, clasificados como “no nombre” o “NN”.

Los peritos forenses analizarán y compararán el ADN de los solicitantes con los perfiles que se encuentran en la base de datos del banco. El proceso de identificación al empatar algún perfil, si está dentro del sistema, es de un par de días, tras lo que se le notificará a la persona si ahí se encuentra su familiar.

TESTIMONIO

Un postergado examen de ADN
Una mujer de Tlaquepaque aún espera el cuerpo de su hijo

Alma Delia Hernández ha llorado por más de un mes: ya había derramado bastantes lágrimas cuando confirmó que su hijo Christian Omar, de 15 años de edad, estaba muerto, pero a eso ha añadido el drama de que, mientras se hacen exámenes forenses al cuerpo, no puede reclamarlo para darle sepultura.

La señora acudió al Servicio Médico Forense (Semefo) para reclamar el cuerpo del muchacho, al que hallaron muerto el 27 de enero en un predio cercano a su casa, en la colonia Plan de Oriente, de Tlaquepaque. Pero el agente del Ministerio Público ordenó una comparativa de exámenes de ADN para confirmar que el cuerpo es el del hijo de Alma Delia, según consta en el acta ministerial 167/2014.

Angustiada, Alma Delia se presentó en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) para que le sacaran sangre y le hicieran la prueba; allí le comentaron que tardaría entre tres y 15 días.

Luego, más espera. “Me están dando largas”, recordó hace unos días, con la voz trabada, en la puerta de su casa. “Lo que yo quiero es que agilicen la prueba para que me entreguen a mi hijo: que sea lo más humano y rápido posible. Es mi hijo: ya va a ajustar un mes y no es posible, no es justo, yo, que soy su madre… A mí me está destruyendo la espera”.

Los abuelos de Christian Omar comentaron que los agentes investigadores del área de Homicidios Intencionales de la Fiscalía General del Estado no habían avanzado en las indagatorias, debido que también esperaban el resultado forense.

Alma Delia recuerda a Christian como un buen muchacho, que cuando salía a la calle era para ir a la secundaria o visitar a la novia. El 26 de enero, al regresar a su casa después de “echar lío”, lo asesinaron; las autoridades aún no saben por qué.

SABER MÁS
El aval de la Cruz Roja

El Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses presentó el proyecto de panteón forense a la Cruz Roja Internacional, durante una reunión en Puebla, y la institución ofreció apoyar estos espacios en todo el país, ante condiciones como el recurrente hallazgo de fosas clandestinas y la recuperación de cadáveres sin identificar.

“Contamos con el apoyo, si tú quieres moral, de la Cruz Roja Internacional; ellos escucharon el proyecto y les pareció una idea muy buena”, subrayó el director de la dependencia jalisciense, Marco Antonio Cuevas Contreras, al hablar sobre la promoción del cementerio forense.

EN CIFRAS
El rastro que dejan los “NN”


“NN” son las siglas para “no name” o “sin nombre”, con las que las autoridades forenses registran los cadáveres de personas que permanecen sin ser identificadas.

Año       NN ingresados            Identificados    No identificados          % de no identificados

2006     299      212      87        29.1%

2007     284      211      73        25.7%

2008     362      253      109      30.1%

2009     358      257      101      28.2%

2010     493      383      110      22.3%

2011     573      406      167      29.1%

2012     512      409      103      20.1%

2013     448      253      195      43.5%

Totales 3,329   2,384   945      28.4%

Fuente: Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses

La ruta comienza en Belén


Los cuerpos no reclamados que permanecen en el Servicio Médico Forense (Semefo), en la calle de Belén del Centro de Guadalajara, serán enviados en pocos meses al panteón forense de Magdalena. Los traslados en ambulancia se realizarán en un promedio de 70 minutos. Los cuerpos viajarán hasta una fosa individual en el poblado Hacienda La Quemada, conocido por las minas de ópalo. Allí serán depositados en el terreno que está al final de un camino de chapopote tras rodear la laguna, vecino del Panteón Municipal.

Publicar un comentario