comparte la información y pulsa + 1

HABRÁ AURRERÁ EN ETZATLÁN

HABRÁ AURRERÁ EN ETZATLÁN
MÁS DATOS:http://muchosdocpr.blogspot.mx/2017/03/habra-en-etzatlan-bodega-aurrera-31mar17.html

Si el link de la nota no funciona...mandame por favor un correo...

26 junio 2015

Liberan terrenos mineros en Jalisco 26/JUN/15

Este día se publica, en el Diario Oficial de la Federación, la “RELACION DE DECLARATORIAS DE LIBERTAD DE TERRENO 01/2015”

La Secretaría de Economía, a través de su Dirección General de Regulación Minera, con fundamento en los artículos 1o. y 14, párrafos tercero y cuarto de la Ley Minera; 28 del Reglamento de la Ley Minera; y 27, fracción VII del Reglamento Interior de la Secretaría de Economía, y con motivo de la cancelación de las concesiones mineras correspondientes por aceptación del desistimiento debidamente formulado por sus titulares de acuerdo con lo preceptuado en el artículo 42, fracción II de la citada Ley Minera, resuelve:

PRIMERO.- Declarar la libertad del terreno que legalmente hayan amparado los siguientes lotes mineros, sin perjuicio de terceros:

TITULO AGENCIA EXPEDIENTE NOMBRE DEL LOTE  SUPERFICIE  MUNICIPIO

219339   GDL.          3/1/611                  CLARA           402.6095    ETZATLÁN
224771    GDL.         3/1/744               CLARA III           56.9811     ETZATLÁN
226107   GDL.           15734                 CLARA II           791.0711   ETZATLÁN

(HAY OTRA EN CHIQUILISTLÁN Y EN LAGOS DE MORENO)
Foto ilustrativa

SEGUNDO.- De conformidad con lo dispuesto por el artículo 28, párrafo primero, fracción V del Reglamento de la Ley Minera, los terrenos que se listan en el resolutivo anterior serán libres a los treinta días naturales de que se publique la presente declaratoria en el Diario Oficial de la Federación, a partir de las 10:00 horas.

Cuando esta declaratoria surta efectos en un día inhábil, el terreno o parte de él podrá ser solicitado a las 10:00 horas del día hábil siguiente.

TERCERO.- Las unidades administrativas ante las cuales los interesados podrán solicitar información adicional respecto a los lotes que se listan en la presente declaratoria, de conformidad con el procedimiento establecido en el artículo 94 del Reglamento de la Ley Minera, son:

La Subdirección de Minería adscrita a la Delegación Federal de la Secretaría que corresponda a la entidad federativa de ubicación del lote, así como la Dirección General de Regulación Minera, sita en Calle de Acueducto No. 4, esquina calle 14 bis, Col. Reforma Social, C.P. 11650, en la ciudad de México, D.F.

CUARTO.- Conforme a lo previsto por la Disposición Quinta del Manual de Servicios al Público en Materia Minera, que señala la circunscripción de las agencias de minería, las solicitudes de concesión o de asignación minera deberán presentarse en la agencia de minería que corresponda a la entidad federativa de ubicación del lote.

EL DATO
En 15 estados de la República Mexicana liberaron terrenos mineros.


Una amarga rebanada

En apenas una década, la Secretaría de Economía entregó prácticamente la tercera parte de la superficie jalisciense para exploración y explotación minera; ¿qué le deja al estado rentar un tercio de su territorio para una actividad que sólo genera riqueza para unos pocos y altos costos para la gran mayoría?

Esta cifra escalofriante se dimensiona al verla en un mapa: todas las regiones montañosas del estado están concesionadas para esta actividad, sin importar poblaciones que podrían ser afectadas.

Hasta junio de 2013, la Dirección General de Minas de la SE informó mediante solicitud de transparencia que dos millones 635 mil 573 hectáreas de Jalisco estaban concesionadas para la minería. Esto representa el 33% del territorio y cinco veces más que el 6.6% que estaba otorgado en 2005.

El panorama es parecido en todo el país, pues el gobierno panista de Felipe Calderón impulsó una política de entrega del país a empresas mineras, la cual ha tenido continuidad con el del priista Enrique Peña Nieto.

Decir que se “entrega” el país no es una exageración: la Ley Minera establece que esta actividad está por encima de cualquier otra (como la agricultura, por ejemplo), las concesiones tienen una vigencia de 50 años renovables a 100 años y –hasta antes de la reforma hacendaria de 2013– los titulares de las concesiones sólo pagaban entre 5.91 y 129.24 pesos por hectárea, independientemente del mineral que sacaran.

Las regiones que tienen mayor territorio concesionado son Costa Norte, Costa Sur, Sur, Sureste, Sierra de Amula, Sierra Occidental, Valles y Norte.

Tanto el gobierno federal y estatal como las empresas han mantenido el discurso de que esta actividad beneficiará a las poblaciones. Pero los pueblos que tienen años padeciendo la minería tienen evidencias de lo contrario.

Uno de los casos más emblemáticos es el del ejido de Ayotitlán (Cuautitlán de García de Barragán), en la Sierra de Manantlán. Durante más de cuatro décadas han sufrido el despojo de la mina Peña Colorada y desde 2010 han visto cómo grupos armados (probablemente vinculados al Cártel Jalisco Nueva Generación) entran a su territorio a robar hierro y madera preciosa como el tampicirán y el granadillo (especies en peligro de extinción).

A pesar de tantos años de minería, este pueblo nahua sigue siendo uno de los más pobres de Jalisco. Lo que sí ha dejado esta actividad es territorios infértiles, ríos contaminados, ruptura del tejido social (entre los que han sido cooptados por las empresas y los gobiernos municipales y los que resisten al despojo) y violencia: en las últimas dos décadas se calculan unos 30 asesinatos que no han sido investigados y en octubre 2012 sucedió la desaparición de uno de los miembros del Consejo de Mayores.

Además, el gobierno estatal criminalizó a Gaudencio Mancilla, uno de los líderes más activos en la lucha contra la minería, a quien luego de detener y torturar en agosto de 2013, fue sentenciado a tres años de prisión (actualmente está libre bajo fianza).

En contraste, no hay ningún detenido por la tortura a la que lo sometieron elementos de la Fiscalía del Estado y mucho menos por la desaparición de Celedonio Monroy, o por el robo de hierro y madera en las regiones de la Costa Norte y la Costa-Sur.

Esta situación ha sido exactamente igual a la de Michoacán, en el sentido de que, al menos desde 2010, el crimen organizado incursionó en esta actividad desde 2010. Pero de lo que pasa en Jalisco no se habla.

Los nahuas le han informado a las autoridades estatales y federales dónde podrían colocarse retenes para impedir el paso de camiones cargados de hierro, pero hasta la fecha no lo han hecho.

 Municipios de Jalisco con más territorio concesionado

Cihuatlán, Cuautitlán de García de Barragán, La Huerta, Villa Purificación, Autlán, Tomatlán, Cabo Corrientes, Talpa Tenamaxtlán, Cuautla, Tapalpa, El Limón, Ejutla, Tecolotlán, Guachinango, Ayutla, El Grullo, Unión de Tula, Tuxcacuesco, Etzatlán, Mascota, San Sebastián del Oeste, Hostotipaquillo, San Martín de Bolaños, Bolaños, Pihuamo, Tecalitlán, Jilotlán y Santa María del Oro.
El crimen también roba hierro en Jalisco

*La extracción de hierro es la que más ha generado conflictos sociales y ambientales en Jalisco, especialmente en la Costa Sur de Jalisco. 

*Desde el 2009, se identificó que las mineras que operaban en la zona limítrofe entre Colima y Jalisco (Peña Colorada y Minera del Norte, por ejemplo) ya exportaban hierro del puerto de Manzanillo con destino al puerto de Qingdao, China.

*Un año después comenzaron a verse grupos armados en zonas serranas de Jalisco, Colima y Michoacán, metiendo maquinaria para “tronar” cerros y llevarse el mineral. Ha sido necesaria una red de corrupción en los puertos de Manzanillo y Lázaro Cárdenas, pues ahí es donde el producto se “legaliza” para su exportación.

*La Sierra de Manantlán, que se ubica en la Costa Sur de Jalisco, fue uno de los principales lugares donde entraron comandos armados para robar hierro, según denunciaron desde 2010 funcionarios del área natural protegida y pobladores nahuas de la región. En esta reserva se encuentran algunos de los depósitos de fierro más importantes del país.

*Las reservas de hierro se encuentran principalmente en la zona serrana que corre paralelamente a las costas de Jalisco, Colima y Michoacán.

*El gobierno federal solo habla de que el narco entró al negocio del hierro en Michoacán, pero esta situación es exactamente igual en Colima y Jalisco. La diferencia es que en nuestra entidad quien controla este negocio es el Cártel Jalisco Nueva Generación.

*En los pueblos nahuas donde se han resistido a la minería y luego a la tala de maderas preciosas (negocio en el que también incursionaron los cárteles en 2010), los asesinatos y las desapariciones se han intensificado. Por ejemplo, en el ejido de los nahuas de Ayotitlán (Cuautitlán de García de Barragán, Jalisco), y en la comunidad de Santa María Ostula (Aquila, Michoacán).


TE PUEDE INTERESAR

Conflictos, la herencia de la minería a México.



Publicar un comentario