comparte la información y pulsa + 1

¿QUÉ HACEN LOS REGIDORES DE ETZATLÁN?

¿QUÉ HACEN LOS REGIDORES DE ETZATLÁN?
MÁS DATOS: http://muchosdocpr.blogspot.mx/2017/06/que-hacen-los-regidores-de-etzatlan.html

Si el link de la nota no funciona...mandame por favor un correo...

07 noviembre 2016

Alfonso Topete Durán 07/nov/16

Alfonso Topete Durán nació en el Mineral de la Embocada, conocido como “El Amparo”, municipio de Etzatlán, Jalisco un 17 de marzo del año 1920.

Hijo de Carlos Topete Velasco y Delfina Durán. Se casó con la Sra. Dora Elena Señkowski y fue padre de seis hijos, Dora Elena, Alfonso, Alejandro, Eduardo, Marisa y Lorena.

Realizó sus estudios de primaria en la ciudad de Etzatlán, de donde se trasladó a Guadalajara estudiando la secundaria en la No. 1 del Estado, de ahí paso a la Preparatoria de Jalisco (No. 1) de la Universidad de Guadalajara y de esta a la Facultad de Medicina de la Universidad de Guadalajara, habiéndose graduado en 1941.

Su inquietud permanente, por ser cada vez mejor, le permitió obtener una beca de la fundación Rockefeller, para continuar sus estudios en la Universidad de Chicago, en la que estuvo siete años (1941-1948), a lado del Dr. William Adams, Jefe de Cirugía del Hospital de esa Universidad.

Con motivo de la segunda guerra mundial y en virtud de que llegaban a ese hospital los soldados americanos heridos de guerra, se convirtió en un “médico de guerra”, por lo que pronto fue un experto cirujano no solo de procedimientos de cirugía de tórax y cardiovascular, sino de esófago, estómago y todo lo que se requiere en esas circunstancias, con el único objetivo de salvar la vida de sus semejantes.

Campo que le permitió, el incrementó de sus conocimientos y el desarrollo de sus habilidades y destrezas en poco tiempo, por lo cual aportó nuevas técnicas quirúrgicas, gracias a su creatividad. A su regreso de los Estados Unidos de Norteamérica, se instaló en la ciudad de Guadalajara e ingresó nuevamente a la Universidad de Guadalajara a través de la Escuela de Medicina, desarrollándose clínico-quirúrgicamente en el Hospital Civil de Guadalajara “Fray Antonio Alcalde”, en donde se le asignó una sala de operaciones para la práctica de sus conocimientos, transformando la antigua cirugía de toracoplastias y empaques en la cirugía moderna de su época, instituyendo la cirugía cardiovascular, lo que le permitió la introducción de equipo e instrumental desconocido en esa época en Guadalajara (pinzas de swit, pinza de satinski y pinza de pats, entre otras).

En la Facultad de Medicina de la Universidad de Guadalajara, ingresó como profesor y pronto llegó a ser titular de la cátedra Clínica de Tórax y Cardiovascular. Uno de sus anhelos permanentes, fue mejorar la enseñanza de su especialidad en la Facultad de Medicina, lo que cristalizó cuando fundó el Departamento de Cirugía Experimental, ubicada en lo que hoy se denomina “Antigua Escuela de Medicina”, donde tenía una sala de operaciones con las adecuaciones necesarias para la enseñanza de la misma.

Desde el punto de vista laboral, estuvo en un gran número de Hospitales, además del ya mencionado Hospital Civil de Guadalajara “Fray Antonio Alcalde”, los más visitados por él, eran el Hospital del Ferrocarril, en donde fue Jefe de Cirugía, el Hospital General de Occidente también conocido como Hospital de Zoquipan, el del Instituto Mexicano del Seguro Social en donde fue Jefe de Cirugía y el Hospital Valentín Gómez Farías del ISSSTE.

En todos aplicaba sus amplios conocimientos en el área cardiovascular, pero de manera especial en el denominado de Zoquipan, porque es una institución hospitalaria, especializada en personas con enfermedades de vías respiratorias inferiores y cardiovasculares. A nivel privado, las instituciones que más visitaba era el Sanatorio conocido como de la Santa Margarita, Santa María Chapalita, La Trinidad y el Hospital Pedro Loza. Por supuesto nunca dejaba de asistir a su consultorio privado. En todos ellos estableció nuevas normas de asepsia e impulsó la creación de las salas de recuperación, ya que en muchos hospitales no existían.

Su permanente preocupación por el avance de la medicina, no solo en nuestra Universidad, sino en cualquier sitio que favoreciera el desarrollo de la misma, lo llevó a fundar el Capitulo Occidente de la Academia Mexicana de Cirugía, siempre acompañado por sus colaboradores permanentes en esta empresa, los doctores Salvador González Cornejo, Delfino Gallo Aranda, Javier E. García de Alba, José Trinidad González Gutiérrez, José Guerrero Santos, José Z. Parra Carrillo, Palemón Rodríguez Gómez y Carlos Manuel Murillo Tostado, su servidor en aquel entonces, solo era un admirador y seguidor de las doctrinas del maestro Alfonso Topete Durán.

El Dr. Topete Durán fue un gran impulsor del Colegio Americano de Cirujanos y por supuesto también fue Gobernador del mismo. Entre los aspectos más destacados en la práctica clínico-quirúrgica del maestro Topete, está: La realización de la primera cirugía a corazón abierto en Guadalajara, acción que demuestra dos aspectos fundamentales.

1.- El alto conocimiento que tenía él de es área.

2.- Que en Guadalajara se contaba en aquel entonces, con los recursos necesarios para practicar estos procedimientos.

Entre las distinciones importantes, está: Su relación con el doctor Denton A. Cooley, excelente cirujano cardiovascular radicado en Houston, Texas, a través del cual conoció al doctor Christian Barnard, primer médico que realizó un trasplante de corazón humano, razón por la cual fue invitado por él y el gobierno de Sudáfrica para examinar al paciente referido. 

Es de hacer notar, que desde el punto de vista profesional en el área clínico-quirúrgica, tanto institucional como privado, permaneció activo 50 años. 

Por último, desde el punto de vista educativo, sirvió a nuestra Universidad por un lapso de 55 años, durante los cuales siempre se le consideró como una persona capaz, con alta calidad profesional y con una calidez fuera de serie, ya que siempre tuvo una actitud de servicio para sus semejantes. 

Palabras de Eduardo López Lizárraga, Académico Titular del sitial de Otorrinolaringología, y miembro del Capítulo Occidente de la Academia Mexicana de Cirugía durante el reconocimiento postumo del maestro Topete, el 29 de marzo del 2011.
fotos del boletín AMC 2011

El doctor Alfonso Topete Durán fue presidente de la Academia Mexicana de Cirugía, capítulo Guadalajara, de la que es miembro honorario. Durante el tiempo que ejerció, participó en numerosos congresos, entre 50 y 60, como conferencista. Más allá del médico, Topete Durán también es el hombre y el padre, “papeles” que desempeñó al lado de su esposa y seis hijos, de los cuales ninguno optó por la medicina, pero viven con el orgullo de tenerlo como padre. “Nos sentimos, toda mi familia, siempre motivados a enfrentar la vida con la pasión que él la enfrentó y esto ha sido lo más importante que nos ha legado. 

De él heredé el amor al trabajo, a la responsabilidad. Me enseñó que en la vida hay que esforzarnos para lograr algo”. El “profesional”, “excelente médico”, “hombre serio”, “pragmático”, “adicto a los libros”, “jugador de tenis”, “sabio y cinéfilo”señaló Eduardo Topete Señkowski, uno de los hijos del médico.

Tomado de la Gaceta Universitaria de la Universidad de Guadalajara, del 27 de enero de 2003, sección Orgullo Universitario, por Aimeé Muñiz Machuca.

En 1984 el Dr. Alfonso Topete Durán se hace cargo de los servicios médico taurinos en Guadalajara.
Publicar un comentario